Tyler Bradt consiguió el record del mundo saltando con su kayak por una catarata de casi 60 metros de altura. En la caída sufrió lesiones menores como varias abrasiones producidas por el agua y una torcedura en su muñeca, un milagro si consideramos el riesgo que corrió en su hazaña.

Category:

Rafting

Tags:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*